domingo, 9 de enero de 2011

EL RESTAURANTE MUGARITZ INCORPORA A UN JOVEN MARROQÚI QUE VIVIA EN LA CALLE

Solidaridad en la alta cocina
La nueva AVENTURA de Lhoussaine

El restaurante Mugaritz incorpora a un joven marroquí que no tenía empleo ni vivienda

La Vanguardia, CRISTINA JOLONCH - Barcelona , 2011-01-07

Lhoussaine Fingoun le faltaban tres meses A para cumplir los 16 años cuando decidió dejar a su familia en Marruecos y subirse a una patera rumbo a España. Su historia, como la de muchos MENA (menores extranjeros no acompañados), está plagada de obstáculos: tras un periplo por centros de menores en diferentes ciudades, tuvo que abandonar el último al cumplir la mayoría de edad y acostumbrarse a vivir en la calle, peripecia que, según explica, casi siempre compartió con algún amigo, “porque es mucho más peligroso encontrarte solo”.

LEER MAS :