jueves, 21 de abril de 2011

LA ONU EXIGE A ESPAÑA " ERRADICAR " CONTROLES DE IDENTIDAD DISCRIMINATORIOS.

La ONU exige a España “erradicar" controles de identidad discriminatorios.

Las redadas policiales basadas en rasgos étnicos y raciales son usuales en los barrios con alta concentración de población migrante, lo cual constituye una violación flagrante de los derechos humanos. Aunque el Gobierno niegue su existencia, ahora tenemos una oportunidad inmejorable de exigir al Ministerio de Interior que reconozca y condene estas prácticas, ya que la propia ONU, a través del Comité para la Discriminación Racial, ha exigido “erradicar” estas actuaciones a las autoridades españolas.

Si logramos una respuesta clara del Ministerio de Interior sobre estos controles de identificación ilegales, ayudaremos a que muchas personas puedan pasear tranquilamente por sus barrios sin miedo a que les pare la policía simplemente por sus rasgos físicos. Al mismo tiempo estaremos luchando de manera decidida contra el racismo.

Firma la carta si tú también quieres dejar de ver redadas racistas en España.

Debemos hacer algo para acabar con esta política de acoso que provoca la criminalización de personas por sus rasgos físicos y debilitan la lucha contra el racismo en todas sus formas, incluido el racismo institucional. Por este motivo les debemos exigir absoluta transparencia y respeto a las conclusiones de la ONU, porque representan la indefensión que sienten muchas personas que luchan por el respeto de derechos fundamentales de este colectivo discriminado.

Es injustificable que defensores y defensoras de derechos humanos presentes en barrios donde son frecuentes estos controles de identificación sean juzgados por una falta contra el orden público por supuestamente “impedir” la labor policial cuando se acercan a preguntar el motivo del control de identificación. No menos preocupante que profesionales de la comunicación, especialmente fotoperiodistas, sean denunciados por esta misma causa al tratar de documentar estos operativos.

Asociaciones de inmigrantes, colectivos sociales, abogados, juristas y hasta el Sindicato Unificado de Policía visibilizan hasta la saciedad esta realidad que el Gobierno, repetimos, se niega a reconocer.

Más información:
La ONU exige el fin de las redadas raciales en España
http://periodismohumano.com/migracion/la-onu-exige-el-fin-de-las-redadas-raciales-en-espana.html


Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos
http://brigadasvecinales-ddhh.blogspot.com/


Redadas: otra persona denunciada por defender los derechos de los inmigrantes
http://www.canalsolidario.org/noticia/redadas-otra-persona-denunciada-por-defender-los-derechos-de-los-inmigrantes/26094


Informe: Controles de Identidad y Detención de Inmigrantes - Prácticas ilegales
http://www.inmigrapenal.com/Areas/Detenciones/Documentos/INFORMEREDADASDETENCIONES01032010.pdf


Circular 1/2010 de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras
http://ods.cs-seco.org/spip.php?article164

Imagen: Andrés Rueda - Flickr

Al firmar la petición estarás enviando esta carta
Destinatario: Ministro de Interior de España - Alfredo Pérez Rubalcaba
Excmo. Sr. Ministro,

Me dirijo a usted porque quiero denunciar las redadas racistas que se llevan a cabo en nuestro territorio y que ustedes se niegan a reconocer, pese a haber sido confirmadas recientemente por el Comité para la Discriminación Racial de la ONU, el cual ha exigido “erradicar los controles basados en perfiles étnicos y raciales” en España.

Hechos que han sido denunciados hasta la saciedad por innumerables organizaciones, asociaciones vecinales, abogados, juristas y hasta por el propio Sindicato Unificado de la Policía, y que violan varios derechos fundamentales de la Constitución española.

Al mismo tiempo me gustaría trasladar mi más sincera preocupación por la situación de defensores y defensoras de derechos humanos y profesionales de la información que han sido denunciados por tratar de documentar estas actuaciones policiales.

Exijo el reconocimiento, condena y erradicación de dichas redadas racistas como ya les ha reclamado el máximo organismo internacional.

Quedo a la espera de su respuesta,

Atentamente