sábado, 26 de enero de 2013

EL DERECHO A LA AUTORIZACIÓN PERMANENTE A PROGENITORES CON HIJOS DE LA UE A SU CARGO .

STJUE (Sala Segunda) de 6 de diciembre de 2012. Asuntos acumulados C-356/11 y C-357/11. O y S L. y Maahanmuuttovirasto (C‑356/11) y Maahanmuuttovirasto y L. (C‑357/11). Ciudadanía de la Unión. Petición de decisión prejudicial presentada por el Korkein hallinto-oikeus (Finlandia). Artículo 20 TFUE. Directiva 2003/86/CE. Derecho a la reagrupación familiar. Ciudadanos de la Unión de corta edad que residen con sus madres, nacionales de terceros países, en el territorio del Estado miembro del que dichos menores tienen la nacionalidad. Derecho de residencia permanente en ese Estado miembro de las madres a las que se ha concedido la guarda y custodia exclusiva de los ciudadanos de la Unión. Reconstitución de las familias a raíz de un nuevo matrimonio de las madres con nacionales de terceros países y del nacimiento de hijos, también nacionales de terceros países, fruto de dichos matrimonios. Solicitudes de reagrupación familiar en el Estado miembro de origen de los ciudadanos de la Unión. Denegación del derecho de residencia a los nuevos cónyuges debido a la falta de recursos suficientes. Derecho al respeto de la vida familiar.Toma en consideración del interés superior del menor.

En virtud de todo lo expuesto, el Tribunal de Justicia (Sala Segunda) declara:
  • "El artículo 20 TFUE debe interpretarse en el sentido de que no se opone a que un Estado miembro deniegue al nacional de un tercer país un permiso de residencia solicitado al amparo de la reagrupación familiar, cuando dicho nacional pretende residir con su cónyuge, también nacional de un tercer país legalmente residente en dicho Estado miembro y madre de un hijo, fruto de un primer matrimonio y que es ciudadano de la Unión, y con el hijo fruto de su propia unión, también nacional de un tercer país, siempre que tal negativa no provoque, para el ciudadano de la Unión afectado, la privación del disfrute efectivo del contenido esencial de los derechos conferidos por el estatuto de ciudadano de la Unión, lo que corresponde comprobar al órgano jurisdiccional remitente.
    Las solicitudes de permisos de residencia formuladas al amparo de la reagrupación familiar como las examinadas en los litigios principales están comprendidas en el ámbito de aplicación de la Directiva 2003/86/CE del Consejo, de 22 de septiembre de 2003, sobre el derecho a la reagrupación familiar. El artículo 7, apartado 1, letra c), de ésta debe interpretarse en el sentido de que, si bien los Estados miembros tienen la facultad de exigir que se acredite que el reagrupante dispone de recursos fijos y regulares suficientes para su propia manutención y la de los miembros de su familia, dicha facultad debe ejercerse a la luz de los artículos 7 y 24, apartados 2 y 3, de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que obligan a los Estados miembros a examinar las solicitudes de reagrupación familiar en interés de los menores afectados y procurando también favorecer la vida familiar, así como evitando menoscabar tanto el objetivo de la citada Directiva, como su efecto útil. Corresponde al órgano jurisdiccional remitente comprobar si las decisiones denegatorias del permiso de residencia de que se trata en los litigios principales se adoptaron cumpliendo estas exigencias".
 http://www.migrarconderechos.es/jurisprudenceMastertable/jurisprudencia/O_y_S