jueves, 3 de mayo de 2012

ESPERO NO ESTAR NUNCA EN SU PELLEJO ..CARTAS AL DIRECTOR . EL PAIS



Trabajo atendiendo a personas con infección por el VIH en un hospital público. De los 1.000 pacientes bajo mi cuidado, unos 150 son inmigrantes. Ni uno solo ha hecho turismo sanitario, y la mayoría no sabían que estaban infectados cuando dejaron su país en busca de un trabajo con el que ganarse la vida, o se han infectado estando en nuestro país.  LEER MÁS