viernes, 31 de octubre de 2014

EXENCIÓN DE VISADO ENTRE LA UNIÓN EUROPEA Y COLOMBIA .

Bruselas, 29.10.2014
COM(2014) 665 final


4. CONCLUSIONES
La información contenida en el presente informe y en el documento de trabajo que lo
acompaña, que demuestra la mejora significativa de la situación económica, social y de la
seguridad en Colombia en los últimos años, justifica que los nacionales colombianos puedan
beneficiarse de una exención de la obligación de visado para entrar en el espacio Schengen,
como ya hacen los ciudadanos de la mayoría de los países latinoamericanos.
La confianza en los solicitantes de visado colombianos va en aumento; la migración irregular
se sitúa en unos niveles relativamente bajos; los documentos de viaje colombianos son lo suficientemente seguros; han disminuido las amenazas para la seguridad; los grupos de
delincuencia organizada colombianos no se consideran en la actualidad una amenaza seria
para la UE (con la excepción de los que están implicados en el tráfico de drogas); las
oportunidades económicas, incluido el aumento de los intercambios comerciales y los flujos
turísticos, aumentan en paralelo con el crecimiento significativo de la economía colombiana;
son mayores la protección y el respeto de los derechos humanos y de las libertades
fundamentales en Colombia en la actualidad que en el pasado; está garantizada la
reciprocidad, ya que Colombia ya exime de la obligación de visado a todos los ciudadanos de
la UE; y la relación entre la UE y Colombia nunca has sido tan sólida.
Esta evolución positiva no significa que la supresión de la obligación de visado para los
ciudadanos colombianos esté totalmente exenta de riesgos. Subsisten algunos riesgos que
podrían materializarse, especialmente si la violencia pasa a ser una vez más la característica
principal de la vida política y social de Colombia. Aunque el impacto de la liberalización del
régimen de visados sobre la delincuencia organizada más peligrosa se considera limitado y no
es probable que el establecimiento de un régimen de exención con Colombia dé lugar a un
notable aumento de las actividades de los grupos de delincuencia organizada de este país en la
UE, dichos grupos siguen implicados en el tráfico de cocaína hacia Europa y la liberalización
de los visados podría facilitar sus actividades. Aunque la mayor parte de la cocaína entra
ilegalmente en la UE por el mar empleando contenedores en rutas comerciales, el uso de
correos de drogas sigue siendo un importante modus operandi. Un aumento de los flujos de
pasajeros resultante de la introducción de un régimen de exención de visado permitirá a los
grupos de la delincuencia organizada intensificar el uso de correos individuales. También
existe el riesgo de un incremento de la trata de seres humanos y del número de colombianos
que entre en la UE+ legalmente pero tenga intención de prolongar su estancia, convirtiéndose
así en migrantes irregulares.No obstante, estos riesgos se consideran gestionables. La mayoría de ellos podría minimizarse
mediante un refuerzo de la cooperación en materia de retorno, tal como se ha mencionado
anteriormente, y garantizando la correcta aplicación de los controles fronterizos con recursos
adicionales, en caso necesario, en los aeropuertos de la frontera exterior del espacio Schengen
a los que llegue el mayor número de nacionales colombianos, teniendo en cuenta que, si la
exención de visado se hace realidad, el control de pasajeros se desplazará de los consulados a
las autoridades responsables del control fronterizo. El reciente acuerdo operativo concluido
entre Europol y Colombia también contribuirá a luchar contra el hipotético aumento de la
actividad delictiva de la delincuencia organizada de Colombia.
En cualquier caso, en el acuerdo de exención de visado que se negocia con Colombia se
incluirán las necesarias salvaguardias para suspenderlo o denunciarlo siempre que sea
necesario a fin de evitar riesgos migratorios o de seguridad para la Unión. Con objeto de
realizar un seguimiento de cualquier evolución negativa, la Comisión se propone crear un
mecanismo de seguimiento posterior a la liberalización de visados centrado en las amenazas
migratorias o de seguridad potenciales y en sus causas.

Como consecuencia de la evaluación positiva de Colombia de la que da cuenta el presente informe, y si bien es preciso prestar especial atención a la necesidad de un refuerzo de la cooperación con dicho país en materia de retorno y a la modalidades de la misma, la Comisión tiene la intención de presentar al Consejo en breve, una vez que el presente informe se debata en el seno de los correspondientes comités y grupos del Parlamento Europeo y el Consejo, una recomendación de decisión para autorizar a la Comisión a abrir negociaciones para la celebración de un acuerdo de exención de visado para estancias de corta duración entre
la UE y Colombia.