sábado, 16 de julio de 2016

LA POLICÍA Y LA GUARDIA CIVIL CONTARÁN CON LA AYUDA DE ONGS EN LA LUCHA CONTRA LA TRATA , COMO PIDIÓ EL DEFENSOR DEL PUEBLO

Policía y Guardia civil contarán con la ayuda de ONG en la lucha contra la trata, como pidió el Defensor del Pueblo        

Policía y Guardia civil contarán con la ayuda de ONG en la lucha contra la trata, como pidió el Defensor del Pueblo

13/07/2016
La Secretaría de Estado de Seguridad ha dictado una instrucción para que la Policía Nacional y la Guardia Civil se coordinen con organismos y entidades especializadas en la asistencia a las víctimas de trata de seres humanos, tal y como recomendó el Defensor del Pueblo.
En el informe “La trata de seres humanos en España: víctimas invisibles” (2012) el Defensor del Pueblo recomendaba “incluir la intervención de organizaciones especializadas, de reconocida solvencia, en el proceso de identificación de las víctimas de trata”.
La instrucción 6/2016 de la Secretaría de Estado de Seguridad establece la creación de “interlocutores sociales territoriales en la lucha contra la Trata de Seres Humanos”. Estos expertos, designados por la Policía y la Guardia Civil, estarán en contacto permanente con entidades especializadas en asistencia a víctimas de trata.
Una de sus funciones será comunicar “a través del medio más rápido y eficaz” la detección de las potenciales víctimas de trata a las entidades especializadas en su protección, para que éstas puedan colaborar en la identificación temprana y en la entrevista de identificación.
Según establece la instrucción, los interlocutores territoriales serán coordinados por un “Interlocutor Social a nivel nacional” y se encargarán fomentar la colaboración, garantizar el intercambio mutuo de información con las entidades especializadas y promover los protocolos de coordinación que resulten necesarios para la asistencia a las víctimas y el apoyo policial especializado en la materia.
La instrucción 6/2006 también cumple con la recomendación del Defensor del Pueblo de incrementar la formación de los agentes. Así, establece que los órganos competentes de las Direcciones Generales de la Policía y de la Guardia Civil, “desarrollarán programas de formación y perfeccionamiento para dotar de la cualificación técnica necesaria a los funcionarios policiales” que se enfrentan a estos delitos.

COMENTARIO :  Elena Arce