sábado, 11 de julio de 2015

RACISMO EN ESPAÑA

Prisión por humillar a una cajera con comentarios xenófobos

Una jueza de Terrassa dicta una sentencia pionera al considerar los insultos racistas un delito contra la integridad moral


La trabajadora del supermercado tuvo que soportar que el acusado, en mitad del supermercado, afirmara: “Odio a los inmigrantes, los cogería todos, los pondría en un barco, les pondría una bomba y los mandaría a tomar por culo”. El condenado ofendía a la joven colombiana con expresiones del tipo “Yo por la caja de esa pringada no paso”, “¿tú te crees que con el paro que hay se puede contratar a dos guarras?” o “el otro día me llevé a mi hijo de putas, le tocó una sudamericana de mierda y ni para eso servía”.



EL NIÑO RACISTA ....... BUENO EL PADRE O LA MADRE RACISTA .