viernes, 2 de octubre de 2009

MPDL CANARIAS ALERTA DE QUE EL PARO DEJA A LOS INMIGRANTES EN LA IRREGULARIDAD .

EXTRANJERÍA
MPDLC alerta de que el paro deja a los inmigrantes en la irregularidad

El Día, EL DÍA, S/C de Tenerife, 2009-10-02

La coyuntura económica ha provocado que las consultas relativas a aspectos laborales se hayan convertido en una de las principales demandas de la población inmigrante en los últimos meses, según los datos manejados por el servicio de asesoramiento sociolaboral de Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad en Canarias (MPDLC).

En la actualidad, la búsqueda y el mantenimiento del empleo se ha convertido en uno de los principales motivos de preocupación de dicho colectivo, sobre todo como consecuencia de la doble repercusión que tiene en su caso el trabajo, ya que, además del ingreso económico que supone, juega un papel importante a la hora de garantizar su condición de regular.

Precisamente, en lo que va de año, el 14% de las más de 1.400 consultas que se han canalizado a través de dicho departamento de MPDLC han estado vinculadas pura y exclusivamente a esta área.

MPDLC constata que la creciente preocupación del colectivo inmigrante por la coyuntura laboral responde en buena medida a que se trata de uno de los grupos sociales que se ha visto más afectado por el paro, teniendo en cuenta que buena parte de la población inmigrante residente en Canarias ha centrado el desarrollo de su actividad laboral en empleos de baja cualificación de la construcción y en el servicio doméstico, siendo ambas áreas de las más afectadas por el desempleo.

Asimismo, hace hincapié en la vinculación del empleo a la renovación de los permisos de trabajo de los inmigrantes, con el riesgo que ello supone de cara a que un inmigrante que se encuentra en situación legal pueda convertirse en irregular como consecuencia de la pérdida de empleo.
Permiso de trabajo

En este sentido, el servicio de asesoramiento de MPDLC recuerda que para renovar el permiso de trabajo es necesario que el inmigrante cuente con un contrato y esté cotizando a la Seguridad Social durante un periodo de 9 meses en el caso de la renovación por un año o de 18 en el caso de dos.
Además, si el inmigrante se encuentra en paro, el periodo de renovación de dicha autorización se limita únicamente al plazo en el que se mantenga vigente la prestación por desempleo.

Por otro lado, en el caso de los empleos enmarcados dentro de la actividad de servicio doméstico, la situación todavía resulta más complicada al tratarse de un régimen que no tiene derecho a prestación de cobertura por desempleo. Ante esta situación, cada vez son más los inmigrantes que solicitan información sobre la materia.