miércoles, 27 de octubre de 2010

LA SUBCOMISIÓN DE EXTRANJERÍA DEL CGAE EN CONTRA DE LAS DETENCIONES INDISCRIMINADAS DE INMIGRANTES.

La Subcomisión de Extranjería del CGAE en contra de las detenciones indiscriminadas de inmigrantes
Los expertos del CGAE recuerdan que las detenciones "por meros indicios migratorios, sin ser sospechosos de la comisión de un delito, no tienen cobertura legal en nuestro ordenamiento"
27/10/2010.- La Subcomisión de Extranjería del CGAE ha hecho público un comunicado mostrándose en contra de la detención indiscriminada de inmigrantes en el que manifiesta que:

"Según ha transcendido en los medios de comunicación, la policía española estaría participando en un "operativo policial a gran escala en el que intervienen los Estados miembros de la UE y que tiene por objeto medir la capacidad de coordinación comunitaria ante el fenómeno de la inmigración ilegal", llamado "operativo Hermes". La noticia hace surgir al menos varios elementos de reflexión:

La noticia hace surgir al menos varios elementos de reflexión:

1.- Debe recordarse que las detenciones de extranjeros identificados con documentación válida, por meros indicios migratorios, sin ser sospechosos de la comisión de algún delito, NO TIENEN COBERTURA LEGAL EN NUESTRO ORDENAMIENTO. No parece por tanto muy afortunado que el Ministerio del Interior lleve acabo este tipo de actuaciones formativas.

2.- Por ello, la implementación de campañas europeas de este tipo no puede considerarse como democráticamente saludables, pues fomentan una sensación de inseguridad ciudadana y contribuyen a crear una imagen del inmigrante -independientemente de su situación administrativa- como la de un verdadero enemigo público y un peligro social que merece se perseguido, fomentando actitudes xenófobas nada deseables.

El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en denuncia presentada contra España estima que "si bien puede resultar legítimo efectuar controles de identidad de manera general con fines de protección de la seguridad ciudadana y de prevención del delito o con miras a controlar la inmigración ilegal. Ahora bien, cuando las autoridades efectúan dichos controles las meras características físicas o étnicas de las personas objeto de los mismos no deben ser tomadas en consideración como indicios de su posible situación ilegal en el país. Tampoco deben efectuarse de manera tal que sólo las personas con determinados rasgos físicos o étnicos sean señaladas. Lo contrario no sólo afectaría negativamente la dignidad de las personas afectadas, sino que además contribuiría a la propagación de actitudes xenófobas entre la población en general y sería contradictorio con una política efectiva de lucha contra la discriminación racial. (...)."