domingo, 18 de mayo de 2014

DECLARACIÓN DE APOYO AL PROGRAMA POLÍTICO EUROPEO DE IZQUIERDA UNIDA DE COLECTIVOS DE INMIGRANTES DE ESPAÑA Y LA COORDINADORA DE MIGRANTES DE EUROPA

Declaración de apoyo al programa político europeo de Izquierda Unida de colectivos de inmigrantes de España y La Coordinadora de Migrantes de Europa


Nos gustaría poder celebrar avances en Política de Migración en la UE, ; pero, muy al contrario, nos encontramos con un panorama trágico consecuencia de las políticas regresivas del Gobierno de España y la UE.

Y Declaramos:

Las políticas de la UE reflejan un contraste entre un discurso basado en derechos humanos y la realidad de una Europa fortaleza que blinda sus fronteras, usa mano de obra barata, recorta derechos e impone un modelo represivo muy poco acorde a los principios proclamados. El envejecimiento de la población y caída de la natalidad en la UE hace imprescindible la incorporación de trabajadores de países terceros para el desarrollo económico. Pero la mayoría de medidas van en dirección contraria, enfocadas al estricto control de sus fronteras y a un duro sistema sancionador con la expulsión y la privación de libertad de los “irregulares” (Directiva de Retorno o Directiva de la Vergüenza) en lo que llaman “lucha contra la inmigración ilegal”.

Así, el FRONTEX (Agencia de la UE para el control de fronteras) recibe cada vez más fondos, desarrollando actuaciones que han merecido numerosas críticas y una condena del Tribunal Europeo de Derechos Humanos por realizar expulsiones masivas.

Los derechos de la población migrante (31.900.000 millones en la UE) no han avanzado: restricciones a la libertad de movimiento y a la participación política.
Lo peor es el avance de la xenofobia y el racismo, reflejado con el avance electoral de la extrema derecha y en la violencia ejercida en las calles ante una
impunidad que no se entendería sin el soterrado racismo institucional. En España destaca la exclusión del sistema sanitario de aquellas personas en situación irregular

La crisis económica agrava la estigmatización hacia la población migrante, les hace aparecer como responsable de la falta de servicios públicos y la disminución de puestos de trabajo.

Respecto a las políticas de Asilo, Europa ha contribuido a la crisis del derecho de asilo con una UE cada vez más sorda a las peticiones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, con una armonización a la baja de los sistemas de acogida. Es una vergüenza que ante algunos conflictos (Ej. Siria) la UE se preocupara más por amparar discursos belicistas que por contribuir en la atención humanitaria.

Ante esta situación, en la que el gobierno practica la demagogia y aplica un doble rasero en política migratoria -enaltecimiento de la movilidad exterior para los españoles que se exilian y cuchillas y pelotas de goma para los que vienen- los colectivos de inmigrantes que apoyamos a Izquierda Unida reivindicamos:

1. Derogación inmediata de la Ley de Extranjería en favor de políticas públicas integrales que favorezcan la integración real bajo el paraguas de una ciudadanía universal.

2. Cierre inmediato de los Centros de Internamiento de Extranjeros.

3. Cese inmediato y definitivo de las redadas e identificación a personas migrantes que supone la vulneración de derechos como la libertad de circulación y
expresión.

4. Aplicación de una política migratoria que respete escrupulosamente los derechos humanos.

5. Aplicar la normativa de Asilo de manera uniforme por todos los estados miembros para evitar tratos desiguales de las personas refugiadas..

6. Ratificación de la Convención  Internacional sobre Derechos de las personas migrantes y sus familias.

7. Derogación inmediata de la Directiva de la Vergüenza. − Garantía de defensa y el control judicial pleno de las expulsiones o retornos, así como la
prohibición de las expulsiones colectivas con la sanción a sus responsables

8. Garantía de asistencia sanitaria universal de las personas que residan en la UE.

9. Medidas contra la trata de seres humanos que protejan y no penalicen a las víctimas.

10. Derechos políticos y Extender los derechos de ciudadanía a los residentes no comunitarios y especialmente el derecho de sufragio activo y pasivo, en igualdad con los comunitarios. Los trabajadores migrantes o sus descendientes son discriminados a la hora de votar o ser elegidos en comicios de ámbito local, regional o estatal en los Estados miembros. La plena participación de los ciudadanos en la vida democrática.

Hay más de un millón de españoles viviendo en Europa, migración incrementada con la crisis. El flujo migratorio lleva varios años invirtiéndose. Un goteo constante crea una oleada migratoria que esparce a la generación más preparada de la historia de nuestro país. La emigración no es un fenómeno nuevo en España, pero parecía olvidado. Es una lacra para la sociedad que exporta lo mejor de su ciudadanía, en la que ha invertido dinero y esfuerzo. También emigran hacia la UE inmigrantes de otros países que habían hecho su vida en España.

La crisis es un caldo de cultivo para la consolidación de movimientos fascistas en muchos países de la UE que han venido articulando su discurso sobre el odio y el rechazo al “otro”, al diferente: en este esquema, la población extranjera aparece como la víctima propiciatoria sobre la que descargar las frustraciones sociales que no se canalizan políticamente.

Reivindicamos la cultura antifascista como dique contra expresiones, actitudes o posicionamientos que justifiquen la discriminación, por cualquier factor, entre los seres humanos en el ámbito de la UE. Queremos una Europa solidaria y abierta a la inmigración. Estamos contra la Europa fortaleza que impone sus intereses a países empobrecidos mientras rechaza a las víctimas de su expolio

Asimismo, los colectivos de inmigrantes de España y de Migrantes de Europa (firma anexo de 78 colectivos) ratificamos contundentemente en este acto público y político de Izquierda Unida Fuenlabrada nuestro pleno apoyo a su lucha en nuestro favor, y responsabilizamos a las diferentes instituciones, gobiernos y partidos políticos que defienden, autorizan o amparan las actuaciones anteriores, no únicamente por el racismo institucional que imponen, sino como precursoras y legitimadoras de actitudes xenófobas y racistas de la población general. Por ello, consideramos que es el momento de dar un giro radical a la política de migraciones en la Unión Europea y España, apostando por la universalidad de los derechos y dejando atrás un modelo que ha sido incapaz de ofrecer un marco estable y justo.

Reunidos en la Ciudad de Fuenlabrada 17 de Mayo de 2014. Colectivos de Inmigrantes venidos de toda España, y de origen Asiático, Africano, de Europa Oriental, Americano, Latinoamericano, y de Migrantes de la Unión Europea damos nuestro apoyo militante a la Izquierda Unida que lucha por el poder de la gente, de la gente nacida y no nacida en Europa. Adelante. Adelante, adelante en las calles y en las Urnas, vencer, vencer y avanzar.