domingo, 1 de junio de 2014

SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE 13 DE MAYO DE 2014 SOBRE PRESUNCIÓN DE INOCENCIA , VALORACIÓN DE LA PRUEBA DE CARGO . INMIGRACIÓN CLANDESTINA

ROJ: STS 1872/2014
Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
Municipio: Madrid -- Sección: 1
Ponente: CANDIDO CONDE-PUMPIDO TOURON
Nº Recurso: 10918/2013 -- Fecha: 13/05/2014
Tipo Resolución: Sentencia


Resumen: INMIGRACIÓN CLANDESTINA.- Presunción de inocencia.- Valoración de la prueba de cargo.- Es incorrecto comenzar el análisis de la prueba de cargo por las declaraciones exculpatorias del acusado, pues estas declaraciones en ningún caso pueden constituir prueba de cargo. Solo después de constatada y valorada la concurrencia de prueba de cargo suficiente en sí misma, pueden examinarse las declaraciones exculpatorias del propio acusado, para constatar si desvirtúan o ratifican dicha prueba por constituir, o no, una versión alternativa razonable. Doctrina Murray. Prueba de cargo.- En ningún caso el contenido de la declaración prestada en sede policial puede constituir prueba de cargo contra el imputado por la vía de los art 714 y 730 Lecrim, y solo lo pueden ser aquellas declaraciones prestadas o ratificadas ante el juez de Instrucción. En el caso actual no puede tomarse en consideración como prueba de cargo la prueba básica en la que el Tribunal sentenciador fundamenta su condena consistente en los testimonios prestados por los coimputados en las dependencias policiales, no ratificados en el juicio porque no comparecieron, e introducidos en el juicio oral a través del testimonio referencial de los funcionarios policiales ante quiénes se prestaron las declaraciones. Tampoco tiene validez como prueba de cargo la ratificación judicial de dichas manifestaciones ante el Instructor, en primer lugar porque las declaraciones judiciales no fueron introducidas en el juicio oral mediante su lectura, como previene el art 730 de la Lecrim. Y, en segundo lugar, y como más relevante, porque el acusado no tuvo oportunidad alguna de someter a contradicción las declaraciones de los coimputados en los que se fundamenta su condena, ni en el juicio, porque no comparecieron, ni durante la instrucción, pues en las declaraciones de los coimputados no estuvo presente, ni fue llamado, el abogado del acusado. Análisis de los tres supuestos que pueden darse cuando una condena se funda exclusivamente o de forma determinante en declaraciones hechas por coimputados que el acusado no ha podido interrogar o hacer interrogar ni en la fase de instrucción ni durante el plenario, por no haber comparecido al mismo con causa justificada, Doctrina del TEDHE.- Cuando la ausencia de contradicción de los testimonios clave no es imputable al acusado, lo relevante es que se ha producido una condena sin contradicción, lo que supone una violación del Convenio. En estos supuestos, las declaraciones no sometidas a contradicción no constituyen prueba de cargo válida para desvirtuar la presunción constitucional de inocencia.