miércoles, 30 de julio de 2014

DÍA MUNDIAL CONTRA LA TRATA DE PERSONAS . CEAR INSTA A LAS AUTORIDADES ESPAÑOLAS A RECONOCER EL DERECHO DE ASILO A LAS PERSONAS VÍCTIMAS DE TRATA

Con motivo del día Mundial contra la Trata de Personas, CEAR insta a las autoridades españolas a reconocer el derecho de asilo a las personas víctimas de trata

Escrito por CEAR el . Posteado en Destacados, Nota de prensa, Noticias
  • Se estima que entre 40.000 y 50.000 mujeres son explotadas sexualmente en España
  • La Comisión Española de Ayuda al Refugiado demanda una Ley Integral contra la Trata
El miércoles 30 de julio se celebra el Día Mundial contra la Trata. La trata de seres humanos está considerada como la nueva forma de esclavitud moderna y es una de las violaciones de los Derechos Humanos más graves que existen en nuestra sociedad. Las personas víctimas de trata ven peligrar su derecho a la vida, a la libertad, a la integridad, a la salud y a no sufrir tortura ni otras formas de trato inhumano o degradante. Según datos de la Red Española contra la Trata de Personas, se estima que entre 40.000 y 50.000 mujeres son explotadas sexualmente en España. “El Estado español es uno de los principales países de destino y tránsito de las redes de trata según la ONU. El dato refleja el aumento de mujeres, principalmente procedentes de Nigeria, que cada año solicitan asilo por este motivo. La trata se ha convertido en la principal causa alegada en las solicitudes de asilo por motivos de género”, explica Estrella Galán, secretaria general de CEAR. Desgraciadamente, mujeres y menores de edad son las principales víctimas de este tipo de violación de Derechos Humanos.
El nivel de protección de estas víctimas en nuestro país es todavía escaso. A pesar de que CEAR considera un avance la aprobación del Protocolo Marco de Protección de Víctimas de Trata de Seres Humanos que establece un procedimiento para la detección, identificación y derivación de las potenciales víctimas de trata, aún existen muchos aspectos que mejorar en la aplicación de este mecanismo. “La negativa del Gobierno español durante los últimos años a considerar la trata de personas como causa de reconocimiento del estatuto de refugiado o protección subsidiaria ha sido el obstáculo principal al que se enfrentan las víctimas de trata en España”, señala Estrella Galán.
Especial preocupación merecen las solicitudes de protección internacional de víctimas de trata tanto en puestos fronterizos como en centros de internamiento de extranjeros (CIES). “El procedimiento previsto en estos casos y la brevedad de los plazos no permiten establecer una relación de confianza con la víctima que le permita exponer los motivos reales por los que verdaderamente han abandonado su país”, aclara la secretaria general de CEAR.
Aunque son muy diversas las causas por las que una persona puede convertirse en víctima de trata, muchas de estas personas proceden de países inmersos en graves conflictos políticos, sociales, étnicos o religiosos como Somalia, Sudán o Nigeria. En algunos de estos países las mujeres sufren distintas formas de persecución como puede ser la mutilación genial, matrimonios forzosos o violencia intrafamiliar. Esto pone de manifiesto el claro vínculo existente entre la trata y la persecución por motivos de género.
En la mayoría de los casos, la obtención de protección por parte de las víctimas está condicionada a su colaboración con las autoridades policiales, según establece la normativa de Extranjería. En muchas ocasiones esta colaboración es difícil de conseguir ante el temor de las víctimas a las represalias de las redes de explotación contra ellas o sus familias y por tanto estas personas quedan en una situación de total desprotección.
El hecho de ser víctima de una red de trata, con todo lo que ello conlleva, justifica por si solo que esta persona tenga un temor a ser perseguida o a sufrir graves daños en el caso de regresar a su país. “Estas causas deberían dar lugar al procedimiento y reconocimiento de la protección internacional tal y como establece la Convención de Ginebra y la Ley reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria” señala Estrella Galán.
Además CEAR, como miembro de la Red Española contra la Trata de Personas, demanda una Ley Integral contra la Trata que se desarrolle desde una perspectiva de defensa y respeto a los Derechos Humanos y solicita que España cumpla con su responsabilidad de protección a las víctimas. Por todo ello, CEAR insta a las autoridades españolas a reconocer el derecho de asilo a las personas víctimas de trata.
Para más información
Paula Tena
Área de Comunicación  91 598 05 35 (Ext. 113) y 692 636 514