sábado, 31 de julio de 2010

VARAPALO DEL SUPREMO A LA POLÍTICA DE EXTRANJERÍA DEL GOBIERNO

Varapalo del Supremo a la política de extranjería del Gobierno

El tribunal ha tumbado el Real Decreto que regula las condiciones de entrada y residencia de los familiares extranjeros de españoles y ciudadanos comunitarios


NICOLÁS CASTELLANO / CADENA SER 29-07-2010
La Cadena SER ha tenido acceso a una sentencia del Tribunal Supremo que tumba el Real Decreto que regula las condiciones de entrada y residencia de los familiares extranjeros de españoles y ciudadanos comunitarios



En la sentencia a la que ha tenido acceso la Cadena SER el Supremo estima íntegramente el recurso presentado en 2007 por Andalucía Acoge y la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía. Con esta decisión, los familiares extranjeros de ciudadanos españoles o comunitarios podrán acceder a la documentación desde España sin necesidad de estar en sus países de origen o los que han adquirido ciudadanía española pueden traerse a partir de ahora a sus padres con menos restricciones.

Además desde que se publique en el BOE todos los familiares de españoles tienen derecho a trabajar sean ascendientes o descendientes mayores de 21 años.

Con esta sentencia firme del Supremo se permite también que los cónyuges de ciudadanos españoles fallecidos puedan conservar su derecho a residir en nuestro país sin necesidad de comunicarlo a la administración.
En cuanto a las parejas de hecho, el Supremo obliga al Gobierno a reconocer el valor de los registros autonómicos de parejas de hecho para que se tramiten los permisos de residencia a las parejas de hecho de ciudadanos españoles, ya que hasta ahora, con el Real Decreto de 2007 no se les daba validez. La sentencia dice además que el Gobierno no puede retirar la tarjeta de residencia al viudo o viuda de un cónyuge español o comunitario, en caso de separación, sólo se podrá retirar esa autorización cuando haya sentencia de divorcio.

En definitiva, la sentencia equipara familiares de ciudadanos españoles con respecto a los familiares de los ciudadanos de la Unión Europea porque hasta ahora, según estos colectivos, los españoles estaban discriminados en esta materia. El Supremo dice que todos deben tener la misma regulación, sean familiares de franceses residentes en España o familiares de españoles. Para Andalucía Acoge se trata de una de las sentencias más importantes en materia de extranjería de los últimos años. Según estas asociaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes la sentencia del Supremo va a condicionar el nuevo reglamento de extranjería que está elaborando ahora mismo el Gobierno. José Luis Rodríguez, coordinador de los servicios jurídicos de Andalucía Acoge, cree que la decisión judicial supone un "varapalo a la política de inmigración del Gobierno".

Una vez que se publique la sentencia en el BOE, estos preceptos del Real Decreto quedarán derogados.