martes, 11 de mayo de 2010

UNA JUEZ TIENE DETENIDA CUATRO DÍAS A UNA JOVEN DE 15 AÑOS . EL FISCAL Y LA JUEZ IGONORARON EL PASAPORTE DE LA JOVEN CROATA .

Una juez tiene detenida cuatro días a una joven de 15 años. El fiscal y la juez ignoraron el pasaporte de la joven croata
F. BALSELLS - Tarragona - 07/05/2010

Una prueba ósea errónea propició que una menor pasara cuatro días detenida pese a las garantías jurídicas que le corresponden por su edad, como la puesta en libertad en un máximo de 24 horas después de ser arrestada.

Pamela Duric, croata de 15 años, fue detenida el pasado domingo por la noche en Viladecans (Baix Llobregat) por antecedentes policiales ya prescritos. La joven se hallaba indocumentada cuando fue arrestada por la Policia Local, que la identificó erróneamente como mayor de edad pese a que ella advirtió reiteradamente de que era menor. El Juzgado de Instrucción número 3 de Gavà ordenó realizar una serie de radiografías de las muñecas de la detenida para esclarecer el asunto. El procedimiento médico determinó que era "mayor de 18 años sin establecer ningún margen de error".

Así lo recogen los autos del Juzgado de Instrucción número 3 de Gavà en que la magistrada Núria Olivé Ribé prorrogó sucesivamente la detención de la menor desde el pasado día 3 hasta ayer. Sólo el pasaporte de la joven, aportado por parientes de Duric tras ser alertados, ha destapado el fallo en la prueba médica. "No puedo más, me siento muy mal. Casi cinco días en el calabozo... Nadie me creía", protestó la joven ayer a las diez de la noche, al pisar la calle por primera vez desde el lunes de madrugada.

El pasaporte precisa que Duric nació en diciembre de 1994, tres años después de lo fijado en la prueba médica. Los familiares aportaron una fotocopia de la documentación el pasado martes, y el original, el miércoles por la mañana. Con el pasaporte ya incluido en la instrucción, la fiscalía no dudo en solicitar prisión preventiva para la menor. "Su edad ósea corresponde a una persona mayor de 18 años. Y en la base de datos del Instituto Catalán de Salud (ICS) consta como nacida el 28 de julio de 1986", justificó el fiscal el mismo martes.

El ministerio fiscal le atribuyó 24 años a la menor por otro fallo en la base de datos del ICS, que la confundió con otra paciente del mismo nombre. "La misión de un fiscal debería ser proteger a los menores. Aquí se han dedicado a pedir cárcel para una niña", lamentó ayer el letrado de la joven. "Ni siquiera le han concedido el beneficio de la duda", añadió.

Confirmación oficial
La menor, de hecho, siguió detenida otras 24 horas después de que los Mossos d'Esquadra confirmaran la validez de su pasaporte. La juez recibió el miércoles por la tarde un informe de la Policia Científica de este cuerpo que avalaba la "autenticidad técnica" del documento. El dictamen no cambió nada hasta que la Embajada croata confirmó a última hora de ayer que Duric, efectivamente, es menor de edad. La juez se inhibió entonces a favor de la Fiscalía de Menores, que decretó la libertad sin cargos de la joven manifestándole la incomprensión por lo ocurrido.

Fuentes judiciales apuntaron que el embrollo deriva de una operación anterior en la que se identificó a la joven como mayor de edad y se le imputaron unos delitos que, como menor, ya habrían prescrito. "Qué ocurrirá con los que se encuentren así, pero sin la suerte de tener pasaporte", lamentó el letrado de la menor. La prueba ósea se utiliza para establecer la edad de los extranjeros detenidos o acogidos sin documentación, y acaba convirtiéndose en un árbitro poco fiable del futuro del indocumentado, ya que se basa en un modelo norteamericano que no puede extrapolarse al resto de la población. El Tribunal Supremo ha señalado en varias sentencias que el margen de error de estas pruebas es mayor en ciudadanos europeos y aún más en subsaharianos. Pero cada fiscalía y comunidad autónoma la interpreta sin un criterio claro. En 2009, las radiografías concluyeron que 50 menores acogidos por la Generalitat tenían más de 18 años, por lo que fueron repatriados.