domingo, 2 de mayo de 2010

LA FISCALÍA INVESTIGA EL PANFLETO XENÓFOBO DEL PP DE BADALONA . ¿ PERO HAY ALGO QUE INVESTIGAR ?

La fiscalía investiga el panfleto xenófobo del PP de Badalona
El País, P. RÍOS / F. ROBLES, 2010-04-30

La fiscalía de Barcelona abrió ayer diligencias para investigar si es delictivo el panfleto repartido por el dirigente del PP de Badalona, Xavier García Albiol, y la líder catalana del partido, Alicia Sánchez Camacho, en el que se relacionaba a los inmigrantes rumanos con la inseguridad ciudadana. El caso lo tramitará el fiscal especial contra la discriminación, Miguel Ángel Aguilar, quien en los próximos días decidirá las actuaciones que realizar.

Las diligencias se han abierto tras la denuncia presentada el martes por Iniciativa per Catalunya Verds, a la que ayer se añadió un informe del Gabinete Jurídico de la Generalitat con el que se ponen los hechos en conocimiento de la fiscalía por si fueran delictivos. En ambos documentos se consideran que García Albiol podría haber cometido un delito, previsto en el artículo 510 del Código Penal, por incitación al odio racial, el mismo por el que ha sido condenado ya en dos ocasiones el neonazi Pedro Varela, propietario de la librería Europa de Barcelona.

Ese artículo castiga con penas de uno a tres años de cárcel a “los que provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones por motivos racistas o antisemitas” referidos, entre otros supuestos, a su etnia u origen nacional

Por otra parte, unos 200 vecinos del barrio de La Salut de Badalona se manifestaron ayer por las calles del sur de la ciudad “contra el paro y a favor de un trabajo digno”. A la ruidosa protesta se sumaron cuatro asociaciones vecinales y asistieron en señal de apoyo dos concejales del PP.

Este populoso barrio ha estado en el centro de la polémica esta semana, después de que el PP repartiera en la zona los panfletos racistas que ponían en duda la seguridad de sus calles. A pesar de todo, la protesta no entró en la polémica y transcurrió sin incidentes.

Los manifestantes que encabezaban la marcha incluso animaban a los inmigrantes que les observaban a sumarse a ella. “Uníos, que esto nos afecta a todos: españoles, marroquíes, subsaharianos”, decía un joven, trompeta en mano, mientras cogía de la mano a un paquistaní. Las consignas no tenían un blanco claro: ni el Ayuntamiento ni el Gobierno, pero el malestar era evidente, en una zona duramente afectada por el paro.

“Si esto sigue así, no voy a poder pagar mi casa. En Badalona hay ya 23.000 parados”, proclamaba uno de los líderes de la manifestación (la ciudad tiene 220.000 habitantes).