viernes, 18 de septiembre de 2009

LA FISCAL GENERAL BRITÁNICA CONTRATÓ A UNA " SIN PAPELES"

La fiscal general británica contrató a una 'sin papeles'

El Mundo, EDUARDO SUÁREZ. CORRESPONSAL, 2009-09-18
Scotland violó la Ley de Inmigración que ella misma ayudó a redactar al emplear a una asistenta con un visado caducado Londres
No se puede decir que ayer fuera el mejor día en la vida de la fiscal general del Reino Unido, Patricia Scotland. Y no ya porque se quedara de repente sin asistenta, sino por el motivo de la baja: que la susodicha vivía en el país desde hace cinco años con un visado de estudiante caducado y sin permiso para trabajar.
Detalles que son motivo de sonrojo para Scotland. Y no sólo porque entre los deberes inherentes a su cargo está velar por el cumplimiento de la ley, sino también porque, al contratar a una inmigrante ilegal, ha vulnerado la Ley de Inmigración, Asilo y Nacionalidad, que ella misma ayudó a redactar. Según la norma, quien no respete la ley se expone a unos 11.400 euros de multa y a la apertura de un proceso administrativo.
La asistenta se llama Lolohai Tapui y tiene 27 años. Nació en Tonga y desde hace cinco vive en el Reino Unido, donde en 2003 logró un visado de estudiante. Un visado que al año siguiente se le revocó. Lo que no impidió que Tapui se quedara en el país europeo engrosando las filas de la economía sumergida.
Un portavoz de la fiscal confirmó al Daily Mail que la asistenta trabajaba para Scotland, pero aseguró que ésta no sabía que su empleada estuviera fuera de la ley. Una defensa que no parece que vaya a servirle de mucho a la fiscal general: responsables del Departamento de Inmigración anunciaron ayer que abrirán una investigación sobre los hechos.
La empleada fue despedida fulminantemente. Entre otras cosas porque engañó a Scotland diciendo que tenía sus papeles en regla para obtener el puesto. Tanto es así que la fiscal pagaba sus cuotas a la seguridad social y sus retenciones del IRPF y le abonaba unos emolumentos del orden de unos 18.000 euros al año. Entre sus tareas estaba la limpieza de la mansión de dos millones de euros donde viven Scotland, su esposo y sus dos hijos, así como sacar la basura de la casa y llevar a pasear al perro.
El responsable de Interior de los conservadores, Chris Grayling, se ha apresurado – por supuesto – a sacar tajada y ha criticado con dureza a la fiscal general británica: «Éste es un Gobierno que persigue a los pequeños empresarios por no conocer el estatus de sus empleados. Da la impresión de que hay una norma para ellos y otra para el resto».
COMENTARIO: SI ESTA BOCA HABLARA , O ESTÁ LENGUA LIMPARA LAS LEGAÑAS DE MUCHOS , SE TIRARÍAN LOS PELOS DEL SOBACO . CUANTOS POLITICOS Y ALTOS CARGOS EN CANARIAS TIENEN A IRREGULARES TRABAJANDO EN SUS CASAS .