jueves, 6 de agosto de 2009

PATERAS DE JUGUETE


Ciudadanos
Pateras de juguete
En sólo dos días han tratado de cruzar el Estrecho 19 inmigrantes en tres barquitas de plástico; una alternativa para no pagar a las mafias
SILVIA TUBIO
CÁDIZ

En este hidropedal intentaron cruzar otros. / LA VOZ Dos grandes neumáticos. / LA VOZ


Cuando hace buen tiempo y el mar se presenta calmado en el pasillo marítimo del Estrecho, grupos pequeños de inmigrantes deciden emprender la aventura por su cuenta. Apenas tienen dinero y sólo pueden recurrir a transportes -por llamarlos de alguna forma- que en este lado del mundo son utilizados por los niños para jugar en la playa. Es la alternativa para no pagar peaje a las mafias que se lucran con la inmigración clandestina. Y aunque estas barquitas de plástico puedan causar cierta hilaridad por representar una misión casi imposible, son símbolo ya de la desesperación que se respira en las costas marroquíes. A veces son lanchitas infantiles; otras, neumáticos impulsados por ellos mismos e incluso han navegado en hidropedales.
LEER MÁS :