sábado, 6 de junio de 2009

DETENIDOS 6 SUBSAHRIANOS , CUATRO DE ELLOS MENORES , EN UN ENFRENTAMIENTO CON POLICÍAS ( LOS MENORES ESTÁN TUTELADOS POR CANARIAS )


Los arrestados aseguran que fueron los agentes los que les pegaron y les profirieron insultos racistas.EUROPA PRESS. 05.06.2009
Seis inmigrantes subsaharianos, cuatro de ellos menores de edad, resultaron detenidos tras mantener una refriega con varios agentes de la Policía Nacional, que les acusa de atentado contra la autoridad. Los arrestados se defienden alegando que fueron los agentes los que les pegaron y les profirieron insultos racistas.
Los vecinos gritaron desde las ventanas a los policías al ver su agresividad; mientras los chicos no paraban de llorar
Los hechos tuvieron lugar minutos después de las 21.30 horas de este martes. La Policía recibió un aviso del 112 alertando que un grupo de chavales subsaharianos estaban tocando a una muchacha en la calle Sinca, en Orcasitas, según informó un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía.
Entonces, un patrulla de la comisaría de Usera se acercó al lugar, un parque en el que una quincena de jóvenes de raza negra se encontraba sentado en un banco. Los agentes no vieron a ninguna chica y les preguntaron si había ocurrido algún tipo de incidentes, a lo que los chavales respondieron: "Dejadnos en paz, que nosotros no hemos hecho nada".
La Policía les pidió la documentación y ellos respondieron al grito de "racistas" y otros insultos. En ese momento, y según la versión policial, varios muchachos empujaron a los agentes, por lo que pidieron refuerzos. Así, llegó otra patrulla con otros dos agentes, que fueron recibidos con más insultos y patadas.
Ante esta situación, los policías detienen a seis jóvenes, cuatro de ellos menores de edad, por resistencia, desobediencia a la autoridad y atentado contra agente de la autoridad. El resto del grupo agarran a los agentes y consiguen huir, según el atestado policial.
La otra versión de los hechos
Pero el suceso, según la versión de los detenidos y de los vecinos, varía sensiblemente. El portavoz de la Asociación Colectivo La Calle, Fernando Saleta, encargado de los chavales -aunque su tutoría legal depende del Gobierno canario-, señaló que fueron los agentes los que golpearon a los jóvenes.
Así, indicó que, al llegar al parque, donde suelen jugar al fútbol, separaron a los presentes por razas para luego empujar al grupo de subsaharianos "y obligarles a entrar violentamente en los furgones policiales". "Los vecinos gritaron desde las ventanas a los policías al ver su agresividad; mientras los chicos, sensibilizados tras jugarse la vida 15 días en un cayuco, no paraban de llorar", relató Saleta.
Tras la detención, el portavoz de la Asociación La Calle, acompañado por el presidente de la Asociación de vecinos de Orcasitas acudieron a la comisaría y posteriormente al juzgado de guardia para presentar un habeas corpus al interpretar que se trata de una detención ilegal. El Juzgado avisó al Grupo de Menores (GRUME), que indicó que los chicos serían puestos en libertad en la madrugada del miércoles, como así fue.
Saleta anunció que emprenderá acciones legales contra los agentes que participaron en la detención y que mantendrá una reunión con la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, tras haber participado un encuentro hoy con un representante del Gobierno de Canarias.