martes, 23 de marzo de 2010

DECENA DE INMIGRANTES "ILEGALES " EN HUELGA DE HAMBRE EN EL AEROPUERTO DE ZURICH

Decena de inmigrantes ilegales en huelga de hambre en el aeropuerto de Zúrich
Canarias 7, EFE , 2010-03-23


Una decena de demandantes de asilo amenazados de ser expulsados de Suiza se encuentran en huelga de hambre desde hace varios días en el centro de detención del aeropuerto de Zúrich, informaron hoy las autoridades judiciales suizas.

La protesta se produce después de que la semana pasada un ciudadano nigeriano inmigrante irregular muriera de forma súbita cuando estaba a punto de ser repatriado a su país por la fuerza, lo que llevó a las autoridades suizas a cancelar todos sus vuelos especiales para expulsar a indocumentados.

El inmigrante fallecido llevaba también tres días en huelga de hambre.

Los clandestinos que han iniciado la misma protesta devuelven las comidas que se les entregan sin tocarlas, según han informado las autoridades.

Estos detenidos en el aeropuerto de Zúrich están encerrados en celdas con cuatro a seis literas, por lo que la portavoz judicial, Rebecca de Silva, no excluyó que los huelguistas se repartan alguna de las raciones entre ellos y devuelvan la mayor parte de éstas.

Este centro de detención tiene capacidad para acoger a hasta 106 ilegales.

El inmigrante fallecido la semana pasada, de 29 años, había solicitado asilo en Suiza aunque había estado en la cárcel por tráfico de estupefacientes.

Ante el rechazo de las autoridades a su solicitud e inminente expulsión, el nigeriano inició una huelga de hambre tres días antes de su deceso, que ocurrió justo después de haber sido esposado a la fuerza de pies y manos.

La Oficina Federal de Migraciones precisó que en 2009 hubo 43 vuelos de expulsión que salieron de Suiza con 360 personas que se negaban por todos los medios a abandonar el país.

Cada vuelo se organiza en función de las necesidades o si las personas expulsadas rechazan tomar un vuelo regular.

Este año, cinco vuelos de ese tipo despegaron de aeropuertos suizos.

El deceso de este inmigrante africano y la polémica que ha levantado en relación a si los métodos utilizados por las fuerzas de seguridad son los más apropiados coinciden con el inicio del debate parlamentario sobre una iniciativa del partido de ultraderecha UDC para retirar el permiso de residencia y expulsar a todo extranjero condenado por un delito grave.


COMENTARIO : ANIMO CHICOS Y CHICAS