viernes, 5 de junio de 2009

EL DEFENSOR DEL PUEBLO DA LA RAZÓN A CEAR : SE HA EXPULSADO ILEGALMENTE A SOLICITANTES DE ASILO

El Defensor del Pueblo da la razón a CEAR: se ha expulsado ilegalmente a solicitantes de asilo.
CEAR pide que la Fiscalía investigue los hechos y la falta de colaboración de las autoridades con la Oficina del Defensor del Pueblo.

El Defensor del Pueblo acusa a la Delegación de Gobierno en Ceuta y a la Comandancia de la Guardia Civil en esa ciudad de obstaculizar la investigación y de falta de lealtad institucional.El Defensor del Pueblo ha dado la razón a CEAR en su denuncia sobre devoluciones ilegales de solicitantes de asilo a través de la frontera de Ceuta. En un informe hecho público hace unos días, la oficina del Defensor afirma que ?ha quedado acreditada la práctica de unas devoluciones por la vía de hecho, con ausencia del procedimiento legalmente establecido, y en las cuales se ha lesionado el derecho constitucional de los interesados a la asistencia letrada. Asimismo, ha quedado acreditado que se realizaron devoluciones de personas que se encontraban ya residiendo en territorio español como solicitantes de asilo o con cita concedida para realizar la solicitud?. Para el defensor del Pueblo, los hechos constituyen ?una muy grave vulneración de la normativa de extranjería, y debieron ser investigados con la diligencia y la profundidad que merecían?. El 28 de diciembre de 2004, la Guardia Civil de Ceuta detuvo y expulsó a nueve personas que contaban con la documentación que les acreditaba como solicitantes de asilo. Ante las denuncias de CEAR, el Defensor del Pueblo requirió información a la Delegación del Gobierno en Ceuta y a la comandancia de la Guardia Civil de la misma ciudad, requerimiento que no ha sido atendido. Por ello, la oficina del Defensor denuncia que ?la demora en la respuesta y fundamentalmente el contenido de la misma evidencian a juicio de esta Institución la falta de interés en que estos hechos sean definitivamente aclarados, y ponen de manifiesto la persistencia en la obstaculización de la presente investigación y una falta de lealtad institucional que será debidamente reflejada ante las Cortes Generales en el próximo informe?. La Oficina del Defensor del Pueblo ha dirigido a la Delegación del Gobierno en Ceuta un recordatorio de deberes legales y confía en que en el futuro se respeten la Ley y el Reglamento de extranjería.CEAR solicita que la Fiscalía General investigue a fondo lo sucedido y adopte las medidas correspondientes contra los responsables de las expulsiones de solicitantes de asilo. Además, CEAR exige que se hagan efectivas las garantías suficientes para que estas prácticas sean erradicadas, y que se establezcan unas directrices claras por escrito hacia todos los organismos competentes sobre el respeto a la voluntad de pedir asilo y la aplicación del principio de no devolución. CEAR solicita también que se abra una investigación sobre la falta de respuesta de las autoridades a los requerimientos de la Oficina del Defensor del Pueblo, y que se actúe contra los responsables. Esta falta de respuesta supone un menosprecio de los deberes que las autoridades tienen con la alta institución de la Defensoría.