miércoles, 3 de marzo de 2010

CRECE EL RECHAZA A LOS INMIGRANTES , SEGÚN UN INFORME DE TRABAJO

Crece el rechazo a los inmigrantes, según un informe de Trabajo
El Mundo, OLGA R. SANMARTÍN, 2010-03-03
Madrid

Un informe del Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia, dependiente del Ministerio de Trabajo e Inmigración, alerta de que la crisis económica ha provocado «un ascenso del rechazo» a los extranjeros.

El estudio, que se hizo público ayer, advierte que el «temor» de los españoles «a un futuro incierto» parece «acentuar» las percepciones negativas hacia los llegados de fuera. Asimismo, sostiene que los autóctonos demandan «una política inmigratoria más restrictiva» y que hay una «valoración creciente de las leyes de inmigración como demasiado tolerantes».

«Se consolida la imagen negativa de la inmigración, que la asocia al deterioro de las condiciones laborales y, en cambio, decae el reconocimiento de la aportación de la inmigración al desarrollo económico, al igual que la sensibilidad ante la exteriorización manifiesta del rechazo a la inmigración», dice el trabajo Evolución del racismo y la xenofobia en España 2009.

El informe apunta algunas cifras. Para el 47% de los españoles, la primera imagen que les viene a la mente al hablar sobre los extranjeros es negativa, frente a un más reducido 39% que ve la inmigración como algo positivo.

Por otro lado, los que son partidarios de expulsar a los sin papeles – cuatro de cada 10 encuestados – suman 12 puntos porcentuales más que en la encuesta anterior, que fue elaborada en 2005.

El informe también señala que «a los inmigrantes se les percibe como el grupo de población más protegido por las administraciones públicas». «Se consolida su imagen negativa de detractor de recursos públicos, así como responsable del deterioro de la calidad de prestaciones sociales básicas», añade.

Preguntado ayer por este informe, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, dijo que «las percepciones no se corresponden con la realidad» cuando se habla de racismo en la sociedad española. Porque, añadió, «más allá de que alguien» haya llegado a la «conclusión equivocada» de que los inmigrantes son culpables de la crisis económica, «eso no significa que las personas tengan una posición xenófoba», según informa Europa Press.