jueves, 30 de julio de 2009

" LOS MENORES TIENEN QUE SER TRATADOS COMO MENORES "


AL DÍA
«Los menores tienen que ser tratados como menores»
Los expertos Elena Arce y Luis María Naya abogan por la educación para prevenir y tratar la delincuencia infantil y rechazan endurecer la ley
25.07.09 -
VIRGINIA MARAÑA
SAN SEBASTIÁN.

Elena Arce y Luis María Naya /USOZ
DV. Los actos violentos cometidos por menores han reabierto la controversia sobre la respuesta legal que merecen. La semana pasada un grupo de chavales violó a una niña de sólo 12 años en Isla Cristina, Huelva. Varios de ellos no serán imputados porque tienen menos de 14 años, el límite que establece la Ley del Menor para exigir responsabilidades. Las voces que piden el endurecimiento de esta norma se han multiplicado. ¿Qué es lo que hay que hacer?
Para Luis María Naya, profesor de Educación Comparada de la UPV, y Elena Arce, asesora legal del Defensor del Pueblo, la solución radica en la educación y no tanto en una modificación de la ley. Tanto para los menores no acompañados como para los que sí están tutelados por sus familias. Ambos expusieron sus argumentos tras participar ayer en los Cursos de Verano de la UPV que se están celebrando en el Palacio de Miramar de Donostia.
Uno de los primeros en movilizarse ha sido el Partido Popular, que en septiembre pedirá en el Parlamento una reforma de la ley para «proteger a las víctimas más vulnerables» y para «acotar la impunidad» de los chavales delincuentes. Naya se muestra completamente en desacuerdo con esta idea: «Nunca abogaría por que se aplicaran penas adultas a un niño ni por que se endurecieran las medidas». «Un menor es un menor -añade- y tiene que ser tratado como tal porque está en proceso de desarrollo».
Y ¿qué hacer con los niños que cometen delitos de suma gravedad? La jurista Elena Arce observa que se trata de una cuestión «muy delicada», y plantea que «habría que tratar cada caso concreto y ver cómo se soluciona el problema». Ambos son contrarios al castigo y apuestan por juzgar a estos menores bajo el prisma de la reinserción y la educación. Precisamente las medidas educativas que toman las instituciones en estos casos es lo que cuestiona Elena Arce. «Hay recursos suficientes y creo que habría que emplearlos de otra de manera», señala. Naya camina en la misma dirección: «Estos niños necesitan una educación más personalizada y puede que los educadores no estemos lo suficientemente capacitados para dársela».

1 comentario:

olgah dijo...

Estoy de acuerdo, siempre que pasa algo así, se insiste con lo de "endurecer penas", "cambiar la ley"... olvidando que nuestro sistema penitenciario, en teoría, deberia ayudar a la reinserción y a que no se repita el delito, no simplemente castigar sin más.